El Origen

En el año 218 a. C. Aníbal cruzó los Alpes y descargó toda su violencia sobre Italia. Roma respondió a ese ataque como era habitual, con una estrategia directa y agresiva. Esta estrategia comenzó a desmoronarse casi de inmediato. Para la mayoría de los comandantes romanos, la invasión de Aníbal era una oportunidad excelente para cubrirse de gloria derrotando a ese gran enemigo, todos ellos mostraron grandes dosis de entusiasmo para entrar en combate con el ejército cartaginés en cualquier lugar y bajo cualquier condición.

anibal-estatua

Cerca del río Tesino, Escipión (padre del que más tarde será conocido como El Africano) fue barrido con una facilidad insultante por la caballería púnica. Superior en número y preparación a la caballería y la infantería ligera del ejército romano. Como consecuencia las tribus galas del norte de Italia se aliaron con Aníbal.

Los romanos, siguieron empecinados en obtener una victoria rápida y decisiva, enviaron a otro cónsul, Tiberio, al mando de un ejército que debería reforzar las posiciones de Escipión y derrotar al cartaginés. El resultado fue una grave derrota ante el imparable avance de los ejércitos de Aníbal en la conocida como batalla del Trebia.

Aníbal, comandaba un ejército experimentado que se enfrentaba a unas legiones romanas inexpertas que confiaban más en la terquedad y la valentía individual que en la táctica.

La búsqueda del reconocimiento rápido, de la gloria, causó la destrucción de vidas y el sufrimiento de muchos, si miramos a nuestro alrededor veremos muchos ejemplos modernos de esta misma situación no sólo en ámbitos militares, la familia y el trabajo están llenos de héroes. Quizás no produzcan daños irreversibles, pero muchos tienden a pensar en ser la solución del problema y ganar el reconocimiento y la gloria que ellos creen que se merecen.

Roma se salvó gracias a la actuación de los cónsules Fabio y Marcelo, nunca lograron infligir una derrota decisiva a los cartagineses, pero si evitaron lo contrario, que Aníbal causara una derrota decisiva a Roma. A menudo sus victorias eran pequeñas y de rango menor, y casi siempre, se enfrentaron a aliados de Aníbal sin entrar en contacto directo con el experimentado y profesional ejército cartaginés. De esta forma debilitaron el poder de Aníbal gradualmente.

No se trata de tener éxito, de vencer a toda costa, por diferentes razones puede que no esté en nuestra mano. Porque aunque seamos la mano que dirige, puede que no seamos los únicos  implicados. A veces, la solución está en sobrevivir, en simple y llanamente evitar que algo nos haga daño, al final, la naturaleza trata de eso, de sobrevivir, no de salir victorioso con una corona de laurel en la cabeza interviniendo cada vez que se nos presenta la ocasión.

4 opiniones en “El Origen”

  1. Buenas David,

    Lo primero mi enhorabuena por este nuevo proyecto, te sigo.

    Muy bueno el articulo, pero me pregunto ¿ A Anibal le falto atrevimiento para encontrar la victoria decisiva? Yo creo que esto fue lo que permitió la ejecución de las tácticas Fabianas.

    1. En este tema caben muchas respuestas e interpretaciones, al final predecimos el pasado de la misma forma que predecimos el futuro. Yo creo que existe esa teoría porque Cartago perdió la guerra, si la hubieran ganado los historiadores habrían escrito de su enorme inteligencia y saber hacer durante la guerra que permitió la victoria Cartaginense, para mi, no se trata de ganar, se trata de sobrevivir, y en eso Aníbal también da muchas lecciones, Fabio y Aníbal actuaban de forma muy parecida. Tener un ejército en tierra enemiga sin ningún tipo de logística, mapas, inteligencia ni drones creo que deja muy clara la alta capacidad como mando de Aníbal y la alta calidad de su ejército que logró vencer con holgura en todas las batallas formales. El arrojo nos puede llevar al desgaste y a victorias Pírricas. Otra cuestión es si a escala estratégica tenía algún sentido las correrías de Aníbal por la península itálica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.