Hedonismo ilustrado y obsolescencia programada

Abandonar el hedonismo ilustrado necesita de una disposición mental, parar de consumir puede parecer una desventaja, puedes llegar a creer que tu sistema o tu calidad de vida decrecen, gran parte de presión para seguir siendo un hedonista ilustrado la tiene la obsolescencia programada.

rubbish bin full of old cellphones

Hay 3 tipos de obsolescencia programada:

  • Obsolescencia del deseo
  • Obsolescencia de calidad
  • Obsolescencia funcional

Las dos primeras tienen como función motivarnos para comprar más, moral y éticamente son totalmente indefendibles y reprochables, el tercer tipo de obsolescencia puede tener la excusa de que se produce debido al progreso.

La obsolescencia del deseo es el principal arma de las marcas, sus departamentos de marketing siempre están intentando convencernos de que lo que tenemos no es suficientemente bueno y necesitamos un nuevo objeto con más y mejores características, es una táctica que podemos ver fácilmente en la industria textil donde cada temporada debemos seguir una moda distinta.

La obsolescencia de calidad es el proceso por el cual un objeto se manufactura teniendo en cuenta que se averiará tras un número determinado de usos o que sea muy difícil o imposible reparar teniendo que adquirir un nuevo objeto. Si una empresa produce un objeto magnífico, no tendrás necesidad de cambiarlo.

La obsolescencia funcional se produce debido a los avances tecnológicos, avances que muchas veces se producen con cuentagotas para poder exprimir a los consumidores cada cierto tiempo, el ejemplo más notable es el software, muchas veces nos vemos forzados a actualizar una pieza de software por incompatibilidades con los nuevos formatos de archivos.

Es muy fácil ser hedonista ilustrado, el sistema nos explota para que busquemos la satisfacción, pero solo durante un rato.

Si crees o sientes que la vida es algo más que adquirir objetos y bienes, quizás sea el momento de que busques una alternativa a la filosofía de vida que representa el hedonismo ilustrado.

En este blog, aparte de otras cosas, compartiré mi filosofía de vida, pero esa es la filosofía que a mí me funciona y que por supuesto no tiene que funcionarle a nadie más, pero quizás, lo que leas aquí, sirva de punto de inicio para construir tu propia filosofía de vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.