Aplica la regla del 80/20 en tu vida diaria.

Aplicar la regla del 80/20 en nuestra vida diaria.

El universo está en desequilibrio y solo unas pequeña parte de nuestras acciones generan la mayoría de resultados que obtenemos, en un artículo anterior comenté que la regla del 80/20 nos dice que el 80% de nuestro rendimiento proviene del 20% de nuestro esfuerzo. Es un principio extensivamente usado en la industria y en los negocios, pero podemos usarlo también en nuestra vida diaria. La regla principal, como siempre, es la reflexión, eso que nadie hace por que no está de moda en nuestra sociedad donde todo lo que nos rodea nos dice lo que tenemos que hacer y cómo comportarnos.

En la empresa se utiliza la regla del 80/20 para ganar eficiencia y productividad, y eso es genial, pero aplicarlo de la misma manera en nuestra vida diaria puede convertirnos en seres altamente eficientes pero poco eficaces, el trabajo, la industria y los negocios son hijos del hombre, pero el hombre, es hijo de la naturaleza, hay que jugar con el desequilibrio a nuestro favor sabiendo lo que somos, y no somos máquinas. Teniendo esto en cuenta, y según la regla del 80/20, el 80% de nuestro tiempo lo malgastamos, así que sabiendo que lo vamos a malgastar juguemos con ventaja, reflexionemos en que vamos a malgastarlo, no se trata de optimizarlo para producir más, se trata de desperdiciarlo con un sentido y a la espera de que a largo plazo incluso ese tiempo perdido nos beneficie. Por lo tanto hay que reflexionar en que malgastar ese tiempo, evitar por ejemplo la búsqueda consciente de fama o reconocimiento o cualquier tipo de prestigio, bastante la buscamos de forma inconsciente, son cosas que vienen y van y que realmente no controlamos nosotros, para hacer un trabajo lo mejor es ser eficiente y productivo, pero para mejorar en algo, lo mejor es tomar el camino largo, tomarnos todo el tiempo que sea posible, paladear cada momento, profundicemos en lo que queremos aprender o hacer fuera del trabajo. Lo mismo ocurre con las amistades, si aplicamos la regla del 80/20 sobre nuestras amistades, veremos que el 80% de ellas son superficiales y banales, o peor aún, gente que se quiere aprovechar de nosotros, no es cuestión de ir llamando una por una a esas personas que pertenecen a ese 80% y decirle que dejamos de ser amigo suyo para ser más eficientes con el resto de nuestras amistades, pero si podemos tener claro con quien queremos pasar más tiempo y disfrutar de la compañía de ese 20% que si es más importante para nosotros, dedicando el tiempo que se merece cada uno de ellos. Centrémonos en los amigos y familiares que nos aportan algo a nuestra vida. Al final necesitamos del Ying y el yang para que nuestra vida sea plena. No debemos vivir un 100% de nuestra vida de forma estresante y altamente productiva o viceversa, una vida de hastío y pasividad, así que de lo que se trata es de malgastar ese 80% de tiempo en cosas que nos llenen ya sea de belleza estética, historias, la poesía o la calceta, en general cualquier cosa que nos agrade, y si es de forma activa, mejor.

De la misma forma podemos analizar:

  • Las Apps de nuestro móvil, la gran mayoría solo ocupan espacio y apenas las usamos.
  • La ropa de nuestro armario, nos ponemos siempre la misma ropa, hay un montón que nunca nos ponemos.
  • Los libros que leemos, ser más selectivos con su calidad, acabar un libro malo es malgastar un tiempo precioso que podría haber servido para leer un buen libro.
  • Las fotos que hacemos en vacaciones, ¿de verdad necesitas 400 fotos diarias que solo ocupan espacio y no vas a volver a ver después de volcarlas?
  • El tiempo que dedicamos a ver la TV, es un tiempo precioso para gastar en otras actividades menos pasivas.

La lista puede ser enorme, solo hay que reflexionar sobre su aplicación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.