La Técnica de aprendizaje de Richard Feynman

Si no puedes explicar algo de forma sencilla es que no lo has entendido bien.

– Albert Einstein

Como muchas de las cosas que leemos en internet, esta cita es falsa, no fue Albert Einstein quien la escribió originalmente, pero si la cogemos e invertimos su significado nos ofrece un consejo maravilloso que puede ser muy útil para aprender:

Si quieres entender algo bien, explícalo de forma sencilla.

Richard Feynman fue un gran científico y divulgador que ganó el premio Nobel de física por sus trabajos de electrodinámica cuántica, yo no creo en los premios, pero si eres curioso puedes ver los que le otorgaron durante su vida en su entrada de la wikipedia, en lo que si creo es en la capacidad de comunicación de este autor, sus libros son muy entretenidos y divulgativos, incluso uno de sus apodos con el que le conocían sus alumnos era el de “El gran explicador”. Feynman tenía una capacidad enorme de explicar conceptos complejos de forma sencilla.

Su sistema de aprendizaje es muy interesante. Para cada tema específico que el deseaba aprender, Feynman dedicaba un cuaderno o libro de apuntes en exclusiva en los que escribía las notas y conceptos que le ayudaran a mitigar la dificultad de aprender ese tema y dirigirle hacia la maestría. Comenzó esta costumbre cuando era un estudiante, preparando sus exámenes cogió un cuaderno y lo titulo “Cuaderno de cosas de las que no se absolutamente nada”. En el escribió sobre cada una de las materias que debía aprender y las reorganizó intentando llegar al núcleo de cada concepto.

La técnica Feynman se divide en 4 pasos:

  • El primero es escribir en un papel el título del concepto que quieres comprender.
  • El segundo es escribir y explicar ese concepto de la forma mas sencilla posible. No te detengas solo en el concepto, crea ejemplos y formas de aplicarlo en situaciones reales.
    Enséñaselo a alguien o pretende que lo estás haciendo.
  • La tercera parte es identificar aquellas partes de tu explicación que han quedado cojas y repasar, ya sea en guías y material de investigación o en nuestras notas hasta que podamos explicar estas áreas del concepto que han quedado oscuras. Son áreas que no has comprendido bien.
  • Y cuarto, localizar cualquier termino técnico que no esté explicado o que rompa el ritmo de una explicación sencilla y explicar esos términos técnicos con frases sencillas y comprensibles, como si estuvieran dirigidos a un niño, el objetivo es la sencillez.

Feynman decía que cuando comenzamos nuestro cuaderno de apuntes, las páginas del cuaderno están vacías, pero cuando comienzas a escribir tus notas en él, tu conocimiento comienza a crecer, lo que te lleva a tomar mas notas y a seguir escribiendo en el cuaderno.

El objetivo es trasladar lo que vas aprendiendo a algo concreto, lo que te permite seguir invirtiendo tu energía en seguir aprendiendo, liberar tu mente y almacenar esos conocimientos de forma mas profunda.

Esta técnica nos permite comprobar como de sólidos son nuestros conocimientos sobre un tema y a la vez nos alerta de las áreas que necesitamos fortalecer para poder comprender el tema que estamos aprendiendo. Nos ayuda a aprender algo nuevo, profundizar en un tema o estudiar para un examen, pues las partes que no podamos explicar de forma sencilla es que no las habremos comprendido del todo bien.

Como siempre comento en este blog, una de las partes más importantes de nuestra vida es la reflexión, la introspección de las decisiones que tomamos. «El primer principio es que uno no se debe engañar a sí mismo y uno es la persona más fácil de engañar» decía Feynman. Este sistema nos ayuda a reflexionar sobre lo que aprendemos y a comprenderlo totalmente, lo habremos interiorizado.

«Estudia mucho lo que sea de interés para ti y hazlo de la forma más indisciplinada, irreverente y original posible».

-Richard Feynman

3 opiniones en “La Técnica de aprendizaje de Richard Feynman”

      1. Un placer. Se trata de un libro (alternativoen mi caso) para los cursos de introducción a la Física de estudios universitarios. Estaba dividido en tres volúmenes y tocaba desde la mecánica, pasando por el electromagnetismo y llegaba a la relatividad especial y una introducción a la mecánica cuántica. Como anécdota, recuerdo que, en la edición de mis tiempos, el libro venía en inglés en la página izquierda y en español en la derecha. No sé si es distinto en las nuevas ediciones y eso que hay pdfs por ahí. Un saludo y gracias a usted por sus interesantes artículos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.